LiFi vs WiFi

El LiFi (Light Fidelity) es un sistema de comunicación inalámbrica, como el WiFi (Wireless Fidelity), con el objetivo de transmitir datos por Internet mediante el espectro de la luz, a diferencia del WiFi que es a través de ondas electromagnéticas.

LiFi es una posible alternativa al WiFi, debido a que alcanza una mayor velocidad y seguridad, dado que la luz no puede atravesar paredes.

Actualmente, un router de gama media alcanza una velocidad de 300Mb/s. Por el contrario, el LiFi, ha alcanzado una velocidad de 1Gb/s en condiciones reales, aunque en las pruebas realizadas en laboratorios llegaba a los 224Gb/s.

A diferencia del WiFi, esta nueva tecnología se sirve de fuentes de luz, bombillas con unos LEDs específicos, con los cuales puede transmitir datos, beneficiándose de su parpadeo.

Sin embargo, también tiene desventajas como el WiFi, la conexión se saturaría cuando haya varios dispositivos usándola, tendría menor cobertura ya que no puede atravesar paredes y necesitaría tener las bombillas encendidas para que funcionase. Para solucionar esto, en lugar de LEDs se pretende usar luz infrarroja.

En las pruebas de ensayo, con luz infrarroja, se han logrado conexiones de 42,8Gb/s a una distancia de dos metros y medio, lo que supone una velocidad 100 veces más rápida que el WiFi.

Pese a todo, esta tecnología no saldrá al mercado hasta dentro de unos años y los primeros dispositivos que lo usarán serán tablets, monitores y portátiles.