Impresión 4D

Esta técnica, que aún está en fase de pruebas, recibe el nombre de impresión 4D, debido a que se emplean tecnologías avanzadas de impresión 3D, que construye tanto piezas tridimensionales como funciones en el material. 

Raúl Pulido Casillas, un ingeniero español que trabaja en NASA JPL (Jet Propulsion Laboratory), ha creado un tejido con aspecto de cota de malla. Se trata de una red metálica formada por piezas cuadradas, su proceso de elaboración lo convierte en un elemento resistente, reciclable (pueden reutilizarse las piezas), flexible... además, incorpora funciones, como puede ser la termorregulación.

También, es un material inteligente que, a partir de la regulación térmica, es capaz de reflejar el calor en el exterior, al mismo tiempo que lo mantiene aislado en el interior.

El objetivo de dicho material es que los propios astronautas puedan producirlo desde el espacio, asimismo, se podría utilizar para elaborar trajes de astronauta, recubrir las naves espaciales, antenas... sirviéndoles de protección frente a los meteoritos.