Arma antidrones

Un grupo de ingenieros australianos y estadounidenses de DroneShield, han decido diseñar un arma antidrones capaz de no infrigir daños a ningún ser vivo (o al menos eso dice la teoría).

El funcionamiento de dicha arma consiste en emitir una onda con un rango de 2 km, que interfiere la señal de los drones de 2.4 GHz a 5 GHz o incluso pueda llegar a bloquear la señal GPS del dron (dependiendo del modelo que sea).

La principal finalidad del arma es evitar los posibles delitos que se puedan cometer con drones como: el espionaje (un ejemplo bien sencillo y famoso de esto, son las filtraciones de imágenes de rodaje que se han producido a lo largo de todas las temporadas de juego de tronos), la violación de la intimidad, etc. Aunque la compañía de DronShield también ha destacó el posible uso militar de dicha “arma” para derribar los drones kamikazes que se están empleando en los conflictos bélicos de Oriente. El futuro es el único que nos podrá decir si esta “arma” será estrictamente militar o bien será el nuevo juguete de los amantes de los drones para crear un nuevo deporte como el tiro al dron.